lunes, 19 de marzo de 2012

Fray LUIS DE LEÓN: Al licenciado Juan de Grial

.....Recoge ya en el seno
el campo su hermosura, el cielo aoja
con luz triste el ameno
verdor, y hoja a hoja
las cimas de los árboles despoja.

.....Ya Febo inclina el paso
al resplandor egeo; ya del día
las horas corta escaso;
ya Éolo al mediodía,
soplando espesas nubes nos envía;

.....ya el ave vengadora
del Íbico navega los nublados
y con voz ronca llora,
y, el yugo al cuello atados,
los bueyes van rompiendo los sembrados.

.....El tiempo nos convida
a los estudios nobles, y la fama,
Grial, a la subida
del sacro monte llama,
do no podrá subir la postrer llama;

.....alarga el bien guiado
paso y la cuesta vence y solo gana
la cumbre del collado
y, do más pura mana
la fuente, satisfaz tu ardiente gana;

.....no cures si el perdido
error admira el oro y va sediento
en pos de un bien fingido,
que no ansí vuela el viento,
cuanto es fugaz y vano aquel contento;

.....escribe lo que Febo
te dicta favorable, que lo antiguo
iguala y pasa el nuevo
estilo; y, caro amigo,
no esperes que podré atener contigo,

.....que yo, de un torbellino
traidor acometido y derrocado
del medio del camino
al hondo, el plectro amado
y del vuelo las alas he quebrado.


PRIMERA PARTE: El otoño del mundo. A ritmo de anáfora vamos humanizando progresivamente el paisaje de la naturaleza. La anáfora nos aclara el espejismo temporal: no estamos en un antes ni un después, sino "ya". No deja al lector lugar a la dilación ni la postergación.
"Recoge ya en el seno el campo su hermosura" parece una calcada derivación del garcilasiano "coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto". El tiempo ya se ha encargado de coger lo valioso del tiempo, por eso es tiempo. Si el "carpe" aprehende, el tiempo "recoge" , lo hace suyo, dentro de sí, en su seno. Hay pues, en ese despojo otoñal una aprovechamiento espiritual.
Ese mismo sentido especular hay en la tercera lira: en la referencia a la grulla vengadora del poeta Íbico, y en los bueyes surcando versos en el suelo. La poesía y el estudio parecen "vengar" o compensar el apagarse del mundo. Hay en la palabra un sol alternativo al brillante Febo. La primavera del alma.
SEGUNDA PARTE: Tú en el tiempo. Las liras 4 y 5 son de una llaneza casi ridícula. Parece que el tiempo nos convidara irónico a la ingenuidad moral, a la gloria, al saber, a la felicidad; ilusiones aún más empalagosas cuanto, empapadas de tópicos, se rezuman esas rimas dilógicas "llama", "gana". El tiempo invita a ser un mal poeta que se diera pretensiones de grandeza.
Las liras 6 y 7, en cambio, explotan una finura y una maestría a prueba de cualquier análisis. La ironía se mantiene, el verdadero triunfo es el del error y el caos. Ahí es, humillando la cabeza ante su ley, donde hay que escribir. Bajo el dictado del Sol. Si en las anteriores brillaba clara la moral, en estas dos se intuyen las formas de la ética, difícil de describir.
TERCERA PARTE: Yo fuera del tiempo. El caos me posee. No me busques en el orden, temporal, moral, o poético; no estaré en lo nítido y tangible. Para encontrarme habrá que desviarse (entre laberíntico hipérbaton) del medio al hondo del camino, volar con alas rotas, pulsar sin plectro, leer entre líneas.
PARTE ENTRE LÍNEAS: Escogiendo los versos que nos dictan los encabalgamientos tendríamos poemas enteros, de un solo verso, característicos del siglo XXI (o quizá de todos los tiempos). Aquí una selección:
  • Recoge ya en el seno: Hagamos comentario de este poema, de los matices del "carpe" golpeados por el "re-", del "ya", de todos los significados posibles de "seno" para este poema de cinco palabras. Tercera persona presente o segunda imperativo. Es una obra magistral.
  • El campo su hermosura, el cielo aoja: Paralelismo que distorsiona los valores del cielo y la tierra, del bien y del mal, de la mirada como sujeto y como objeto, el ver y lo mirado (y este Luis aún no sabía nada de física cuántica). Y las Vanguardias ya nos enseñaron a leer: ¿cuántas sintaxis hay aquí posibles? Comenten, comenten.
  • El tiempo nos convida: Con vida ¿qué nos el tiempo? Y cuántas posibilidades hay en esa invitación. Cualquier cosa. Y el resto de las cosas e ideas, ¿también nos convidan o sólo el tiempo? Y si el tiempo no nos convidara... ¿qué? ¿Y de qué tiempo estamos hablando?
  • Alarga el bien guiado: "Guiado" como predicativo del sujeto da un poema; "guiado" como complemento del sustantivo "bien" da otro; "guiado" como núcleo del adjetivo "bien" da otro. Todos matices distintos de la clave "alarga", el imperativo: alarga el imperativo. La guía, la norma, el bien, la prolongación... ¿Qué os sugiere todo esto?
  • Error admira el oro y va sediento: Poema genial donde los haya, 350 años antes del Surrealismo... pero es que la lógica está clara: la relación entre el lo valioso del error, el deseo, la admiración... El error como sujeto es una genialidad. El error como sujeto de deseo es una genialidad. El oro como objeto de lo mirado por el error y como sujeto de la sed, siendo objeto el error... en fin.
  • Escribe lo que Febo: Escribe lo que es Febo. Escribe lo que Febo escribe. Escribe cuanto Febo haga... Sé el sol. Sé el objeto del sol. Sé el sujeto del sol. Con todo lo que el sol significa. Pero aún más importante, como lo hace el sol: escribe. Escribe. Escribe.
  • Estilo y caro amigo: ¡Qué hermosa dedicatoria! "Estilo" convertido en adjetivo... ¿qué significado tendría? Pero que mi amigo sea algo así como mi estilo, ¿no es hermoso?
Y no porque otros grandes cásicos hayan escrito grandes pensamientos, han de cohibirnos en nuestra pequeña novedad. Aunque lo antiguo te dicta, lo nuevo iguala y pasa favorable. Aquí pueden agolparse viejos y nuevos soberanos comentarios, que yo de un torbellino.
  • Fernando Lázaro Carreter: Imitación compuesta y diseño retórico en la oda a Juan de Gral. Santo entre los santos, allá donde los haya. Enlace desde Dialnet, Universidad de la Rioja. Hay muchos otros enlaces en la red a este artículo.
  • Emilio Alarcos Llorach: Tres odas de Luis de León. La primera, esta a Juan de Grial. También desde Dialnet; pero hay otros enlaces. Está recogido como "El proceso de interiorización de la Oda de Juan de Grial" en la antología de estudios de Francisco Rico: Historia y crítica de la literatura española I.
  • Margherita Morreale: Algo más sobre la oda "Recoge ya en el seno..." Esta vez desde Codex.Colmex. Véase también su libro Homenaje a Fray Luis de León.
  • Ricardo Senabre: El encabalgamiento en la poesía de Fray Luis de León. Desde la Biblioteca Virtual Universal; pero también disponible desde otros enlaces, como Cervantesvirtual o Dialnet.
  • Y bibliografía ampliable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada